A práctica do salvaxe

 

 

 

 

 

 

 

Mando Aéreo Estratégico

El silbido y los destellos de un reactor

pasan cerca de Júpiter, en Virgo.

Él pregunta: ¿cuántos satélites  hay en el cielo?

¿Sabe alguien dónde están?

¿Qué están haciendo? ¿Quién los vigila?

La escarcha se posa en los sacos de dormir,

las últimas brasas del fuego,

una taza más de té

al borde de un lago de montaña  rodeado de nieve.

Estos riscos y las estrellas

pertenecen al mismo universo;

este poco de aire entremedias

al siglo veinte y sus guerras.

VIII, 82, Pico Koip, Sierra Nevada 

Un poema da mente salvaxe de Gary Snyder (versión, Nacho Fernández) e un debuxo de Milton Glaser.

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s